4 abr. 2012

Culpable!!



Dice mi madre que la culpa es tan fea que nadie quiere cargar con ella y que el que siembra vientos, cosecha tempestades. Uno de los errores más comunes del ser humano reside en no aceptar las realidades o consecuencias de nuestras acciones. De forma natural tendemos siempre a protegernos de cualquier situación que nos pueda causar dolor, daño o vergüenza. Por tal razón cuando éramos pequeños y nuestra madre o padre preguntaba -¿Tu rompiste esto? nuestra respuesta casi siempre era que no, a no ser que nos vieran o cogieran con las manos en la masa. Vivir con culpa es malo cuando uno ha comenzado el proceso de auto-mejoramiento, si te sientes culpable por algo, te recomiendo que des el paso de pedir disculpas y te liberes de tu cargo de conciencia.
                                                                                        Héctor A. García

CULPA:  Falta, delito o pecado que se comete voluntariamente.
CULPABLE: Que tiene culpa. Aplicase a personas a personas, cosas y acciones.
DELITO:  Culpa, crimen. Violación de la ley. Acción u omisión voluntaria que la ley castiga.
FALTA: Acto contrario al deber u obligación.
La culpa te fija en sucesos pasados, te sientes abatido molesto por algo que dijiste o hiciste y gastas tus momentos presentes afligido(a) por remordimientos de comportamientos pasados.

La culpabilidad funciona de la siguiente manera. Alguien emite un mensaje destinado a recordar que has sido una mala persona por algo que dijiste o no dijiste, sentiste o no sentiste, hiciste o no hiciste. Tu respondes sintiéndote mal e incomodo en tu momento presente. O sencillamente rompiste algunas de las reglas que te enseñaron y programaron desde niño(a) y que te dijeron que eran conductas erradas. La culpabilidad es, la emoción que despilfarra una mayor cantidad de energía emocional. ¿Por qué?. Porque por definición, te sientes inmovilizado en el presente por algo que ya paso, y no existe culpabilidad por grande que sea, que pueda cambiar la historia. El grado de inmovilización puede abarcar desde una pequeña incomodidad hasta una severa depresión y hasta el suicidio.
Si estás aprendiendo lecciones de tu pasado, y prometiéndote evitar la repetición de algún comportamiento especifico que te enseñaron que era incorrecto, eso no se llama culpa, simplemente estas aprendiendo de tus errores o que lo que a tí te enseñaron no va acorde con tus actuales creencias personales.
Cada uno de nosotros tiene consciente e inconscientemente un conjunto de pautas enseñadas que marcan nuestro comportamiento. Este es nuestro propio código moral que puede o no coincidir completamente con el código social en que vivimos, el cual por supuesto a contribuido en gran medida determinar al nuestro. La sociedad crea reglas y nosotros las adoptamos la mayor parte de las veces como algo propio.

El contenido del código moral personal es el conjunto de normas que organizan nuestro comportamiento.Una vez que el contenido de lo que te enseñaron se afianza en tu mente, se establece un proceso largo en el que empiezan a funcionar una serie de memorias programadas que garantizarán su cumplimiento. Este sistema hace que cada vez que uno transgrede una norma o alguna de las pautas del código, se encienda una señal informando que el código moral se ha transgredido. Se trata de un programador interno que cumple las funciones de tortura interna.
Una de las consecuencias mas comunes del sentimiento de culpa es el remordimiento. ¿ Que es este sentimiento mas precisamente? Clínicamente se define como el pesar interno que produce en el alma el haber realzado una mala acción. Es la inquietud que despierta la memoria de una culpa, que va creciendo imperceptible dentro de uno. La vivencia del remordimiento es como tener  un objeto intragable atravesado en la garganta, que finalmente se volverá contra uno mismo. El problema principal del remordimiento es que muchas veces se desconoce su origen. Se experimenta como una sensación que esta continuamente presente pero no se sabe exactamente cual es la culpa que está escondida detrás originando este malestar.
Con ello llega el pesar, desasosiego, la inquietud que queda después de haber realizado una mala acción.
- DEJAR DE SENTIRSE CULPABLE

El sentimiento de culpa, sobreviene independientemente de que hayamos realizado un acto que transgreda las pautas sociales. Si estamos en esta situación, la forma de solucionarlo es resolver la tensión que existe en nuestro interior, a través de una tarea introspectiva y auto-analítica. Pero a veces la culpa aparece cuando efectivamente hemos cometido un acto que ha herido a otros. En ese caso el sentimiento de culpa es coherente con lo que hemos hecho y entonces resolver el problema internamente no alcanza puesto que la persona dañada nos hará notar con su rechazo, castigo o indiferencia que hemos obrado "mal", por llamarlo de algún modo.

Lo que está entonces en nuestras manos para resolver el sentimiento de culpa es realizar acciones concretas para reparar el daño ocasionado. Pedir disculpas, preguntar que se puede hacer para recomponer una situación, reconocer que nos hemos equivocados, son actitudes si bien pueden parecer difíciles o avergonzantes, en realidad tienen un efecto profundamente reparador. Si tienes algún problema pendiente, en donde intuyes que gran parte de la responsabilidad de un malentendido es propio, recuerda que "lo cortés no quita lo valiente" y decídete a realizar esta medida sencilla, atreviéndote a decir " perdón ". Después de haberlo hecho verás como vuelves a respirar mejor. 
tenemos que tomar en cuenta que "La culpa no es una manera natural de comportarse, es una reacción emocional aprendida, que solo puede utilizarse cuando la víctima le muestra al explotador que es sensible a la culpabilidad," ( Wayne Dyer) .
 Empieza a mirar el pasado como algo que jamás puede modificarse, sientas lo que sientas  respecto a el. ¡ Sé acabó, ya paso! Y cualquiera que sea la culpa que escojas, no te servirá para cambiar al pasado. Graba este mensaje en tu conciencia " Mi sentimiento de culpabilidad no cambiara el pasado ni hará que yo sea una persona mejor". Este tipo de enfoque te ayudara a diferenciar la culpabilidad del conocimiento que puedas sacar al  pasado, solo puedes hacer las cosas diferentes "hoy, en el presente". "no repitas en el presente, lo que tu actual "yo" reprueba y rechaza.
Pregúntate a ti mismo lo que estas evitando en el presente por culpa del pasado. Al trabajar en este sentido eliminaras la necesidad de culpa.

·    Empieza a aceptar en ti mismo cosas que tu has escogido pero que le pueden disgustar a cierta gente. Cuando estés seguro de algo no dejes que te convenzan de lo contrario, sigue hacia tu objetivo salvo que las pruebas o resultados te demuestren que estás equivocado. 
Aprende a ser asertivo, aprende a respetar a otros y enseñarles a que tambien te tienen que respetar a ti en tus decisiones (tu eres el único responsable de tus acciones). Sin embargo, asegurate que tus acciones solo te perjudiquen a ti (si fuera el caso) no que afecten o perjudiquen a los demás.

·   Trata de enseñarles a las personas que tienen que ver con tu vida y que tratan de manipularte por medio de la culpa de que tu eres muy capaz de enfrentarte con las desilusiones que les provoque tu comportamiento. El resultado tardará en llegar pero el comportamiento de aquella gente empezará a cambiar cuando vean que no te pueden forzar a sentirte culpable. Una vez que logres desconectar la culpa, la posibilidad de manipularte y de controlarte emocionalmente habrá desaparecido para siempre.

·    Ahora, es necesario considerar que la culpa es una emoción auto-anulante, es una elección personal, es una reacción que podemos controlar si hemos entendido el mecanismo que la produce. Uno puede vivir culpable toda la vida, pero la emoción de sentirse libre de toda culpa es como haber recuperado la inocencia y la creatividad, como cuando después de un día nublado por fin sale el sol.

Finalmente, la culpabilidad es en nuestra cultura una herramienta útil para manipular a los demás y una inútil pérdida de tiempo. Una vez desconectado el mecanismo de culpa, desaparece la posibilidad de ser controlado y manipulado emocionalmente.
No es la experiencia del día de hoy lo que vuelve locos a los hombres. Es el remordimiento por algo que sucedió ayer, y el miedo a lo que nos pueda traer el mañana. Pues con ese modelo en mente debes pensar como es que han ocurrido unas cosas en tu vida ya bien por decisión propia o ventura del destino, lo interesante es que si no te percatas y das cuenta, nunca le sacaras provecho a esa lección pasada, y la volverás a repetir, una y otra vez viviendo en la miseria que te causa la culpa por no haber rectificado.
No hay nada mejor que la sabiduría y la fuerza para aceptar con serenidad todo lo que no puede ser cambiado, por que ya pasó. Decidámonos a vivir aquí y ahora, corrigiendo el presente de forma asertiva y proactiva, pero sin asociaciones negativas del pasado....

4 comentarios:

  1. Una reflexión muy precisa. Creo, desde mi punto de vista, que es dificil, muy dificil el aceptar las cosas cuando no son del color que queremos. Y hombre, partiendo de la base de que cada persona es un mundo, al final, cuando no eres tu el que te juzgas a ti mismo, cuesta entenderlo. Nadie dijo que esto fuese a ser fácil, pero ahí es donde hay que sacar esa fuerza de la hablas en el final del post. Enhorabuena por lo que has escrito, a mi me ha encantado.
    Saludos y feliz semana santa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amowhor , muy cierto, es aceptar las cosas cuando no son del color que queremos, creo que unas de las cosas que más cuesta...
      Gracias Caballero también le deseo una feliz semana santa.
      Saludos.
      DJ.

      Eliminar
  2. Sencillamente espléndido, te felicito por la entrada, muy bien planteada y muy reflexiva por cierto.
    Abrazos mi querido amigo, te deseo felices Pascuas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi estimada amiga, Abrazos y susurros de caracolas desde esta apartada orilla... Felices Pascuas.
      Besos.
      DJ.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario